sábado, 24 de enero de 2009

Esfumatizando la sala Galileo



El 19 de enero por segunda ver mis amados esfumatos actuaban en la sala Galileo. La primera vez, que fue en un concierto compartido con Pedro Guerra, me lo perdí con todo el dolor de mi corazoncito esfumático, pero esta vez no podía faltar, tenía que verles en escenario grande y teatrero. Me sorprendió lo bien que quedaba el montaje, una vez más se notaba la pericia en esto de la escenografía. Para compensar la distancia y que se viesen bien los juguetes y la caja de sombras, pusieron un proyector que reproducía en grande todo lo que iba sucediendo, para que nadie se perdiese detalle. Además, esta vez, también como novedad, estuvieron acompañados de un contrabajo, creo que Pablo Navarro era su nombre.
Poco más puedo decir sobre Esfumato que no haya contado ya en anteriores entradas del blog, sólo mencionar que me gustaban las sombras anecdóticas que surgían más allá de la propia caja de sombras. Un ejemplo de lo que os cuento es la imagen de Enrique, con levita sobre su traje siempre blanco, tocando el minipiano rojo subido en un taburete y reflejándose en la proyección de la caja de sombras en la pared del escenario mientras la Barbie bailarina se proyectaba en el propio Enrique. Parecía que las sombras, juguetonas, habían decidido por su propia cuenta añadir más detalles al espectáculo y ¿Cómo impedirlo si como bien sabemos todos no hay nada más escurridizo que una sombra?

Las fotos dan una idea del ambiente pero para escucharles y saber más www.myspace.com/esfumato o http://www.esfumato.com/ y si queréis saber qué he contado sobre ellos otras veces poned "Esfumato" en el buscador del blog. Os dejo con un vídeo de la canción "Ciudad de Dios". Pinchad el enlace para verlo.

Esfumato - Ciudad de Dios

1 comentario:

  1. no conocía a ésta gente, me gustó la primera sobre todo.

    ResponderEliminar

Me encanta que la gente de su opinión así que ya estás tardando en lanzar una botella con tu mensaje